Características por nivel y tipo
Usa las siguientes características como base para definir a los enemigos. Piensa en qué cualidades quieres destacar de ellos y modifica los números si lo ves necesario. Por ejemplo, si enfrentas a los aventureros contra los piratas sanguinarios de Henry Morgan, puedes decidir que éstos están muy curtidos en batallas y no se rinden con facilidad. Lo puedes representar tomando la base del pirata de nivel 3, pero dándoles 16 puntos de vida en vez de 12. O unos soldados españoles quizás lleven su característico yelmo de conquistador, con lo que su Defensa será 1 punto superior a la que corresponde a su nivel.