Videojuegos

Videojuegos

The procession to Calvary

Humor
Por Chemo

Si los Monty Phyton se fueran de marcha, se pusieran hasta las trancas de licor café y estupefacientes y luego decidieran diseñar un videojuego es muy posible que el resultado fuera similar a 'The Procession to Calvary', uno de los juegos más demenciales y absurdos que he visto en mucho tiempo. Y también, sin dudarlo, de los más divertidos que me ha tocado jugar. De hecho durante las dos horas aproximadamente que me ha durado la partida creo que no hubo escena que no me sacase una sonrisa, cuando no una abierta carcajada.

Vamos a encajar ya las primeras piezas si os digo que se trata de una aventura gráfica que transcurre en cuadros del Renacimiento con música clásica, en la que llevamos a una guerrera psicópata a la que, terminado el conflicto no le dejan matar a más gente. ¿No? Bueno, sí, puede si quiere ir a matar a Saturnino el Divino, el líder de la guerra del otro bando.

Venga, va el trailer porque esto hay que verlo para creérselo:

A muchos puede que les horrorice ya el trailer. Si es así no os acerquéis al juego porque lo que hay dentro es lo que puede vislumbrarse pero multiplicado por cien. Escenas irreverentes que muestran a un Jesucristo trilero,  diálogos turbios, violencia gratuita, roturas de la cuarta pared, uso de drogas (lo que me reí con la escena del metrognomo —no es una errata— no tiene nombre)...  El autor no se ha cortado un pelo y yo creo que se lo ha tenido que pasar en grande. Y a mí, la verdad, me ha transmitido ese sentimiento de 'hago algo que me divierte y espero que te rías con ello'.

Entiendo que el humor de 'The Procession to Calvary' no es para todo el mundo. Habrá gente que no le encuentre gracia alguna y  quien pensará que gran parte de su humor es de mal gusto. Se despacha a gusto con la religión y algunos chistes de tipo sexual pueden ofender a quienes vayan buscando humor light. Si en los primeros minutos no has esbozado ninguna sonrisa te recomiendo que lo dejes: simplemente el título no es para ti.

A mí, sin embargo, me ha encantado.

A nivel técnico no tiene misterio: es un un point & click que bien podría estar hecho en el difunto Flash (de hecho también hacen bromas al respecto).

Los puzzles son bastante simples pero tendrás que pensar un mínimo. El único que me pareció un poco complicado fue el del tesoro porque hay que usar un poco de pensamiento lateral. Pero eso es comparándolo con los demás. El juego dura un par de horas y puedes pasarlo de una sentada sin llegar a bloquearte en ningún momento.

Si tenéis Game Pass podéis probarlo sin problemas. Además allí está doblado al español. En el momento que escribo esto (octubre 2021) parece que en Steam sólo está en inglés, cosa que me parece curiosa porque en la plataforma de Microsoft está en un montón de idiomas. La verdad es que la traducción (no hay voces, es un juego indie) me ha parecido genial, acorde con el tono del juego.

En fin... si os gusta el humor absurdo e irreverente yo le daría una oportunidad. En mi caso empecé a jugar pensando más bien en descartarlo pero me quedé tan enganchado que lo terminé de una sentada.



Hielario
Hielario · 21/10/2021 11:10
Ya me ha ganado

El trailer parece genial. Si tuviera tiempo y ojos...

genarin937
genarin937 · 21/10/2021 00:17
Acabo de terminarlo.

Muero. Muero mucho.

Es un juego gamberro y sin complejos que no deja títere con cabeza, literalmente. Solo hay un puzzle complicado (y además tampoco requiere solucionarlo ahora que lo pienso) porque el juego no está pensado para que te rompas la cabeza sino para que te partas el culo, sin más.

Yo lo he jugado en Steam y está en inglés pero me he descojonado igualmente y en algunos momentos a carcajadas.

Además cualquier juego cuya última decisión sea la que es en este (al menos en inglés), ya tiene un punto extra XDD

Recomendadísimo.
Sybill
Sybill · 19/10/2021 06:07
No lo conocía

Pero con el estilo que tiene este juego seguro me gusta, lo pondre en mi lista de deseados. La verdad viendo el trailer hay algo de genialidad en todo el desarrollo de este juego.