Vikenxebre

                                                                                                            Intro - B&B


- Marta pon otra ronda , que estamos secos - es una frase que iba alternando cada uno de nosotros , o – mas cerveza para empujar la miga – otra de las necesarias para hacer bajar semejantes bocadillos,  y una cosa es cierta vengas de donde vengas, hagas la ruta que hagas, te sientes enamorado del pueblo gallego y su capacidad para hacer que te sientas en casa. Es cierto que todo el camino tiene su encanto, pero estas ultimas etapas estaban siendo las más intensas emocionalmente, quizás porque nos sentíamos mas unidos, o simplemente por que habíamos vivido más cosas juntos, y esto hacía que nos conociésemos mejor ahora, también es cierto que la parte espiritual o religiosa afloraba más por la inminente llegada a Santiago.


Aunque eramos un grupo bastante amplio en las ultimas etapas, con Borja y Pili tenía una conexión especial, hace ya cinco años seguidos que realizo el camino, y siempre intento mantener la intensidad e ilusión de la primera vez; y este año encontrarme con ellos fue un alivio, consiguieron animarme desde el primer minuto, su rebosante energía me reconfortó cuando más lo necesitaba, y desde ese día seguimos juntos, quizás con más paradas de las debidas o planificadas, pero juntos.  


Después de la tercera cerveza para unos y cuarta o quinta para otros, llegó Bruno, que es primo de Inés, una chica de Tui que se unió hace cuatro días. Eran ya las diez de la noche, y el bar para ser el día siguiente laboral, estaba aun bastante lleno; de las doce mesas solo estaban libres, dos, y en la barra unas seis personas. Tras saludarse entre los primos, Inés procedió a presentarlo al grupo


- ¡Hey chicas!, este es Bruno mi primo de Boiro, ese que os comenté que estaba cañón - dice mientras empieza a reír y levantarle la camiseta azul que tenía puesta - como veis se curte todos los días en el gimnasio, aunque hoy hará una excepción , ¡claro!  ... producto autóctono - dice mientras vuelve a reír, se nota que el estado de embriaguez del grupo aumenta según avanzan las horas. - Bueno chicos, tranquilos que solo es primo, vos seguís sendo meus - se le escapa en lo que había denominado "castrapo" el día que la conocí.


Llega mi turno en el orden de presentaciones ...